Esclavos de manías extrañas

grito
“Esclavos de una idea parásita. Dominados por un ritual íntimo pero extraño. Pueden incluso llegar a poner en peligro sus vidas. Lanzarse a comer tierra o tiza. Arrancarse el pelo. Broncearse hasta desarrollar un cáncer en la epidermis. Comprar compulsivamente -un 7% de la población española podría sufrir cuadros de compras compulsivas, según el Hospital de Bellvitge-. Lavarse con agua múltiples veces al día. Beber sangre. Obsesionarse por blanquearse los dientes, o por hacer ejercicio hasta el extremo humano…No pueden parar”

Continúa aquí: Dominados por extrañas manías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>